Usufructo

El derecho de usufructo genéricamente permite su titular utilizar una cosa ajena sin ser el propietario.

Es frecuente que, en virtud del testamento y de las disposiciones legales aplicables, se establezca a favor de alguno de los herederos (normalmente el cónyuge) el usufructo de parte de los bienes que componen la herencia.

Su titular también puede apropiarse de los rendimientos que este bien ajeno pueda producir (las rentas si el usufructo se adquiere sobre un inmueble que se encuentra alquilado, los frutos si se trata de una explotación agrícola… etc.)

Sin embargo, el usufructuario no puede vender el bien ni gravarlo el bien constituyendo, por ejemplo, una hipoteca, porque sencillamente, no le pertenece.

En Abogados Almo somos especialistas en asuntos relacionados con herencias, si desea que le asesoremos jurídicamente en este caso, puede contactar con nosotros en los teléfonos 954 900 014 – 954 908 818 o enviando un mensaje a través del siguiente formulario.

Solicitud de información